El pequeño hoplita

Título: El Pequeño Hoplita
Autor: Arturo Pérez Reverte
Ilustraciones: Fernando Vicente (en color)
Editorial: Alfaguara
Serie: Mi Primer
Primera Edición: 2010
Lugar: Argentina
ISBN: 978-987-04-1647-0
Edición: en rústica
Dimensiones: 25cm x 23cm
Páginas: 40


Las ilustraciones que ha diseñado Fernando Vicente para este libro álbum son excelentes, su trabajo es impecable.  El pequeño hoplita narra, muy sintéticamente, la historia de la batalla de las Termópilas, tomando como protagonista a un niño, que acompaña a los trescientos espartanos comandados por Leónidas. "Éranse una vez trescientos hombres valientes que iban a morir. Trescientos hombres y un niño", así comienza este relato, que consiste en una abierta exaltación del valor y de la guerra en defensa de la libertad. Después de la traición, que transforma la batalla final en una autoinmolación de los espartanos, Leónidas le ordena al niño volver a la ciudad, dicéndole: "Contarás en Esparta que caímos aquí en defensa de sus leyes". El chico protesta, porque quiere quedarse a luchar, pero Leónidas insiste: "Irás, porque eres un hoplita de Esparta. Y la obligación de un espartano es no sólo combatir, sino obedecer". Finalmente, el niño se pone en marcha, "muy triste porque habría deseado quedarse y morir con ellos." Llega a Esparta, donde se reencuentra con su madre y narra lo ocurrido a los ciudadanos. Con los años, se casa, tiene un hijo y regresa a las Termópilas "para vigilar el desfiladero que defiende a los hombres libres." No tengo mucho más que acotar. Las imágenes son geniales, la narración es implecable. De la historia, en cambio, sólo puedo decir que no se la leería a mi hijo. Primero, porque si bien puedo entender que los adultos  se sientan eventualmente obligados a combatir para defender la libertad, considero que los niños tienen que jugar, no ser estimulados a emular las prácticas bélicas. Y, en segundo lugar, porque, francamente, pienso que el deber de un buen ciudadano -aquí o en Esparta- no tiene que ver, necesariamente,  con "obedecer", como propone esta historia. Arturo Pérez Reverte es un gran escritor, aunque, en mi modesta opinión, creo que la literatura infantil no es su género.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada